Crónica/Muestra Abierta

#XI Muesta Abierta. Crónica de los videoartistas

La condición imprescindible para participar en las Muestras Abiertas de Videoartistas que celebramos mensualmente en el espacio de arte de vanguardia La Neomudéjar, es que el artista asista, presenta y defienda su obra ante una audiencia crítica. De este modo forma parte de una experiencia enriquecedora, donde sus reflexiones se complementan con las sensaciones genuinas del público ante su criatura, creando una atmósfera única de intercambio creativo.

Si en las entradas anteriores dejamos que el público, representado en la prosa de Angel Quirós, expusiese su criterio, ahora les toca el turno de reflejar su experiencia a los videoartistas que participaron en la anterior muestra: el Colectivo Blubber, Carolina Vita y Enrique Pratas.

Colectivo Blubber

Compañeros de estudios primero, compañeros de trabajo después. ColectivoBlubber nace casi obligado por un panorama dominado por el desempleo. Blubber es publicidad, es música, animación, video, fotografía, internet… Es un entramado de ideas que nos zarandea de un lado a otro. El Colectivo está formado por profesionales que abarcan diferentes campos del mundo audiovisual. Por extraño que resulte el concepto, Blubber no es solamente un colectivo audiovisual, es a la par, un Colectivo de Ideas… Una mesa redonda en la que plantear de una manera decorosa, el amasijo de reflexiones que cada miembro ha cocinado previamente en su cabeza, con el fin de estructurarlas y llevarlas a cabo en comunidad.

El Grito. Es una de las pocas piezas personales que tenemos, y que define nuestras intenciones audiovisuales, realizamos este tipo de trabajos cuando necesitamos desconectar. Una válvula de escape dónde no existen limitaciones. Hablamos de lo natural y lo sintético, de la eterna lucha que se está llevando a cabo y que nadie sabe dónde parará.Un grito de ayuda, de desesperación. Ciertamente… Alguien tiene que decir ¡Basta!. Es una pieza liviana, influenciada en su duración por las costumbres del mundo de la publicidad en internet, de lo viral, de lo escueto.
En resumen, 1 minuto de tensión gradual resuelta, que busca empatizar con el entorno natural. Cambiar los roles, ponerse en la piel de la naturaleza misma…

NeoMudejar, y la asociación de video artistas. Realmente era la primera vez que nos enfrentábamos a una exposición de este tipo, en general la reacción del público buena, es un factor que anima a seguir trabajando en la misma línea. Volveremos a visitar la instalaciones, es una iniciativa muy interesante, hace mucha falta apostar en estos tiempos por el arte de vanguardia. El intercambio de impresiones con otros creadores es estimulante se mire como se mire, así como ver la respuesta del público ante las proyecciones.

Carolina Vita

Tengo que confesar que pensé que me daría miedo proyectar mi primer video danza con público, pero el hecho de hacerlo en otro país, sin ningún amigo que me sirva de escudo, me generó otro tipo de sensación: pánico. Un verdadero acto suicida.
Sin embargo, esta sensación duró menos que mi video. En el momento en que me senté en la butaca, milagrosamente pude disfrutar. Entendí que, como cualquier obra, TEMPO nunca estará terminado. Que seguirá cambiando de significado con el tiempo y no solo eso, también con el público que lo mire.
Después de exponer TEMPO, me tocó exponerme a mi. Y esto fue muchísimo más placentero de lo que había imaginado. No es común tener la posibilidad de explicar lo que uno hace y, menos aún, recibir una devolución inmediata, como en el teatro. Conversar acerca de una idea no hace más que nutrirla, darle más dimensión, más poder.
Hubo una pregunta que se repitió toda la noche y fue: qué quisiste decir con tu obra? Definir es, para mi, más dificil que crear. Por eso compartirla y debatirla me ayudó en este proceso.
Salí de la sala de proyecciones entendiendo mi obra de principio a fin, de manera simbólica y literal, aceptando que durante el proceso puede tomar vida propia y entonces solo me queda mirarla y escuchar que tiene para decir.

Enrique Pratas

En este árido camino del videoarte donde coincidir con una asociación predispuesta a la libre divulgación del arte por un sentimiento noble de expresión sincera es un lujo. Actualmente en este mundo de la imagen y el arte muchas veces anteponemos a la creación misma, el halo que acompaña al artista: su poder de convocatoria, los galeristas que conoce, el ambiente de postureo anodino en el cual se mueve… Y eso acaba desvirtuando a todos los nodos que conformamos ese telar con el que se teje el mundo del arte. En esta asociación, he encontrado ese camino de expresión de conciencias personales que se aúnan en el proyecto de desarrollo de una conciencia colectiva artística que convive con la sociedad.

En Videoartistas Asociados se siente el ambiente llano del artista que vive, padece y sueña despierto, afrontando sus temores y cabalgando contra sus infortunios para expresar una realidad gris, la somete y la ajusta a ese latir constante que hace que quien se siente artista siempre imponga su impronta de dignidad expresiva a todo aquello que toca. Más allá de curadores, juzgadores, modismos y anglicismos esta asociación comprende y escucha a quien presente su proyecto. A veces el arte puede residir en lo más simple y caduco.

El paso por las jornadas de visionado fue toda una experiencia debido a la necesidad de expresión que muchas veces llevan implicitas las piezas que uno da a luz y luego “desteta” con el dolor que ello conlleva, pero inevitablemente necesario para seguir afrontando la evolución artística. Presentar la pieza y sufrir ese proceso expiatorio, analítico de los asistentes ayuda a que uno se libere de los temores creativos que muchas veces nos atenazan. A veces esa obsesión en la búsqueda estética nos dota de una cierta sin razón y pérdida de objetividad frente a lo creado, solo el paso del tiempo y las críticas sinceras seran un aunténtico garante para sanear nuestro proceso de introspección creativa.

Todo esto y más lo sintió un humilde servidor tras presentar su pieza. Los integrantes de la asociación destacan por su calor, cercania y naturalidad, haciendo que los visionados se conviertan en un ambiente amigable de confianza mutua. Experiencia reconfortante, enriquecedora e inspiradora, así definiría el paso por los visionado de Videoartistas Asociados.
Agradecer en especial la presencia inspiradora de Julia Juaniz, profesional de dilatada experiencia en la edición el videoarte; el ojo práctico de Ángel Quirós, marcó sus intervenciones con un agudo ingenio; Patricia, espíritu resolutivo y vertebrador de la asociación; Marjin, con mucho trabajo de campo a sus espaldas en el mundo del arte; Barbara, espíritu cordial que ve en el arte la poesía que trasciende a la vida y exorciza sus miedos y ,el binomio Fran y Néstor, los padres de la criatura creativa, La Neomudejar, ese espacio vivo donde el arte se hiergue y dignifica. Aprovechad los visionados y los coloquios que organizan a posteriori en el Segoviano.

Si tienes una pieza y quieres mostrarla y compartirla con nosotros al igual que el Colectivo Blubber, Carolina y Enrique, no dudes en contactarnos para las siguientes muestras en nuestro formulario de contacto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s