Crónica/Muestra Abierta

#XII Muestra Abierta. Crónica de los videoartistas

La condición imprescindible para participar en las Muestras Abiertas de Videoartistas que celebramos mensualmente en el espacio de arte de vanguardia La Neomudéjar, es que el artista asista, presenta y defienda su obra ante una audiencia crítica. De este modo forma parte de una experiencia enriquecedora, donde sus reflexiones se complementan con las sensaciones genuinas del público ante su criatura, creando una atmósfera única de intercambio creativo.

Ahora les toca el turno de reflejar su experiencia a los videoartistas que participaron en la XII Muestra Abierta: Blanca Giménez Salomé Caballero y Victor Ripoll.

Blanca Giménez. Lugares fronterizos

Supe de La Neomudéjar prácticamente desde su lanzamiento el verano pasado, y cuando me enteré de las muestras abiertas que organizaba Videoartistas Asociados en seguida contacté con ellos. Quise saber en qué consistían y me comentaron lo que a estas alturas ya debemos conocer todos los que, de manera aislada o como asiduos cómplices de la muestra, hemos participado en algún visionado: obra + artista. Un formato muy interesante en el que no se trata solo de mostrar tu pieza como artista, ni de visionarla como público, sino de generar un diálogo que vaya de artista a público, y viceversa, de manera que tanto para uno como para otro la experiencia es doblemente enriquecedora. 

El problema por aquel entonces es que yo vivía en Valencia, mi ciudad, y no podía participar de la muestra como se pretendía. Me guardé el contacto y les felicité por la iniciativa, esperando más adelante poder reanudar las comunicaciones. Hace unos meses me concedieron una beca para disfrutar de una residencia en la Casa de Velázquez de Madrid y un poco antes de mi traslado a la capital, el 1 de abril, volví a escribirles. Después de unos cuantos meses, pude mostrar mi pieza en un ambiente relajado, casi familiar, un lugar en el que desde el principio sientes las vibraciones de un grupo que claramente apuesta por el formato audiovisual en todas sus vertientes y los nuevos creadores.

Fui la primera en presentar mi trabajo, y romper el hielo nunca es fácil, pero aun así agradezco de corazón a quien quiso darme sus apreciaciones sobre mi trabajo, tanto durante la muestra como en el coloquio posterior en el Segoviano. Fue una experiencia bonita, sin duda.

Salomé Caballero. Síntesis Natura

Tic. Tic. Tic. Asoma una pata a través del huevo que sigue siendo blanco.

Se asoma un ojo totalmente cegado por la cantidad de luz que desborda sus estímulos sensoriales. Está todo en silencio, parece.

El pollo no posee autocontrol, no sabe pensar en piar, no considera qué sonido va a ser el que vomite. Y de repente “pío” entre otros sonidos agudos. En cuanto empieza, no calla.

Mostrar una videocreación es una eclosión.

Como videoartista, creas un huevo que sabes que por sí mismo descubrirá la vida. Como ave reproductora, sólo te queda observar y ser capaz de anular tus estímulos sin necesidad de una luz externa. Aunque sin intención de engañar, el autor acaba siendo renacido y eclosiona del mismo modo. Te sientes pringoso y vulnerable, pero no deja de ser parte del espectáculo al que uno se enfrenta.

En mi caso, yo recogí las cáscaras que quedaron cuando todo acabó entre miradas inquietas, silencios y flashes, la verdad que me viene muy bien para el siguiente videoarte.

Victor Ripoll. De ten te

Cuando uno decide hacer un obra de arte, bueno sería mejor decir cuando uno es empujado a hacer una obra de arte, lo primero que desea es que sea compartida-vista y lo último es que quede relegada al olvido en una esquina del estudio o del disco duro.

 Es muy complicado conseguir esto pero gracias a las muestras de videoarte que realizan Videoartistas Asociados se logra. Han creado un evento-espacio perfecto para mostrar videoarte sin artificios.

 El pasado viernes 25 de abril disfrute mucho compartiendo mi pieza “de ten te” con todas las personas que llenaron La Neomudejar, cada vez hay más gente. Pero lo mejor de todo es poder comentar y hablar con el público, con el principal protagonista, intentando rescatar sensaciones, sentimientos, ideas y alguna que otra crítica. Éstas te las dicen fuera y en bajito, pero te las dicen. El espectador es así, libre, sincero y complice. Conseguimos reírnos un rato de nosotros mismos, del proceso creador, de la vida, de la pieza, del arte. De todo aquello que recubrimos de una patina de seriedad que nos es impuesta constantemente. Sin artificios todo es más fácil, luchar, sentir, vivir, crear, compartir y pensar.

Si tienes una pieza y quieres mostrarla y compartirla con nosotros al igual que Blanca, Salomé y Victor, no dudes en contactarnos para las siguientes muestras en nuestro formulario de contacto

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s